sábado, 23 de noviembre de 2013

HABLAR DE LA PRUDENCIA

Una de las cosas que más escasean en el mundo es la prudencia, todos se lo toman a la ligera. 
Conociendo esto un filósofo, ¿que izo?
Tomó una mesita y una silla y se fue al mercado, donde permanecería horas enteras como tantos vendedores.
Se comento el hecho por la ciudad y se acercaban a él curiosos preguntando:
- ¿Qué vendes?
- Vendo prudencia - respondía el filósofo.
La respuesta se oía con grandes carcajadas, y de todas partes iban y venían para reírse de él.
Típica respuesta de la gente que se cree tan lista y a la vez tan ignorante.
Un día pasó por allí el rey, y le dijo:
- ¿Qué haces ahí?
- Señor - le respondió -, vendo prudencia.
- ¿Y cómo sabrás tú venderme la prudencia que necesito?
- Yo os daré un cosejo - dijo el filósofo - que si lo ponéis en práctica no os arrepentiréis jamás.
El consejo es este: << Nada habléis ni emprendáis sin haber pensado y meditado antes sus consecuencias >>.
El rey reflexionó un instante, y tanto le agradó el consejo, que mandó escribirlo sobre la puerta de su palacio.

Provervio:

En cualquier lance apurado,
cualquier difícil empresa,
¿queréis salir victoriosos?
Pues proceder con prudencia.


Escrito por: Ezequil Solana


Pregunta:

¿Alguien me puede explicar si algún político, es o asido prudente? Que yo recuerde no quitando, la época de <<Adolfo Suárez y Enrique Tierno>>.
Que Dios los tenga en la gloria.
 Los demás ninguno, y menos ahora, solo hay que recodar el caso del "Yakolev 42 o el Prestigie” y a hora los nuevos casos el "AVE o Ebola" como corrieron para solucionarlo, antes de la catástrofe y después, la culpa de quien es nunca de los políticos siempre nuestra este es nuestro gran gobierno.
 << Esta es la" marca España "que el señor Margallo, nos presenta esta que de cara a fuera queda muy bien gracias señores políticos >>.
Como los que apuñalaron por la espalda al señor Suárez que lo dejaron solo sus compañeros de partido, la envidia, la codicia, son malas consejeras, por eso estamos donde estamos gracias.




viernes, 15 de noviembre de 2013

DOS AMIGOS




Un atardecer caminaban dos amigos por un bosque. De pronto,
a la luz del crepúsculo, vieron entre los árboles un enorme oso.
Uno de los dos amigos trepó rápidamente a un abeto muy alto , temblando de miedo, se agazapó en las ramas más altas.
El otro amigo, no pudiendo trepar, no encontró otro recurso sino    el de tenderse en el suelo y hacerse el muerto.
Alli inmóvil sobre la pinocha, sintió cómo el oso se le acercaba y 
lo husmeaba de pies a cabeza.
El hombre no se atrevió a abrir lo ojos ni a moverse, ni siquiera al sentir el cálido aliento del oso sobre su cara.
Mantuvo sus miembros rigidos y contuvo el aliento, a pesar de que el miedo le impulsaba a gritar.
Como es sabido, a los osos les repugnan los cadáveres; y como el oso creyó que el hombre que yacìa en el suelo estaba muerto, lo dejó, tendido tal como estaba, y se marchó.
Cuando ya hacía rato quese había ido el oso, bajó del àrbol el otro amigo, abandonando su seguro refugio, y preguntó a su compañero:

- ¿Que te decía el oso al oído?
- Medio un buen consejo - fue su repuesta -. Me dijo que no debo ir nunca más con un amigo que, con tanto valor, pone pies en polvorosa, dejándome abandonado ante el peligro.

Ed. Noguer

- Esto es lo que ocurre aveces cuando sin saber creemos y elegimos una amistad, y luego nos falla, en los momentos que más necesitas, dandote la espalda.
 
- ¿ Cuántas veces metemos la pata antes de aprender que hay gente que vive disfrazada.

- La verdadera amistad es la que esta a tu lado, cuando ya no te queda nada que ofrecer, salvo tu compañía.

- A un sabio le preguntaron:
¿ Por qué se pierden los amigos ?
el respondió:
Si se pierden no eran amigos por que los amigos son para siempre..!!


Editado por- Avatar

martes, 12 de noviembre de 2013

PUEDEN HACERTE DAÑO LOS TRUENOS

Resultado de imagen de imagenes de rayos de electricidadLos truenos no pueden hacerte daño, pero los relámpagos si. Los truenos no son más que sacudidas muy fuertes del aire. Los relámpagos son electricidad. Una pequeña chispa  de electricidad puede conmocionarte. La chispa de un rayo es enorme. Quema todo lo que toca, a veces de manera desastrosa.
Por lo general, caen en la cosa más alta que encuentran. Ésta puede ser un racacielos en una ciudad, un árbol alto en campo abierto, o en el mástil de un barco en el agua. Los pararrayos, que son metálicos, o las antenas de televisión instaladas con los cables adecuados, pueden conducir felizmente la electricidad a tierra. Pueden mantener cualquier edificio a salvo de los daños de los rayos. Un coche o un avión de armazón metalico pueden proteger también a la gente que se halle en su interior. Sin embargo, si te quedas debajo de un árbol, no estarás  protegido, por grande que éste sea. El árbol puede ser alcanzado por el rayo y caer en cima de ti. por lo tanto , si te encuentras en un descampado durante una tormenta, ¡lo mejor que puedes hacer para estar a salvo de los rayos es echarte al suelo y mantenerte en esta posición!